Revista Avanzar. Entrevista a Carlos Benito. Mayo 2020

Entrevistamos a Carlos Benito, como Director Comercial de la fundación Fecom. Esta fundación de la Casa, se dedica a la edición y publicación de los Historiogramas, así como otras obras de evangelización.

Entrevista realizada por Mayte Montero

P. Carlos, ¿cómo nace FECOM y cuál es su misión?

R. Fecom empezó a gestarse hace unos 60 años, cuando el P. Hernán Pereda, entonces seminarista en la casa de estudios de los Cooperadores Parroquiales situada en Caldes de Montbuy (Barcelona), comenzó con la elaboración de lo que inicialmente llamaba un “historímetro” sobre la historia de la Iglesia. Como un estudiante cualquiera, necesitaba una referencia visual de los hechos principales, no siempre fáciles de retener y relacionar, para tener una visión de conjunto del proceso cristiano en la historia. Como él dice, “empecé a estudiar cuando dejé de hacer exámenes y así prácticamente fui montando lo que hoy conocemos como los “historiogramas”. A lo largo de los años hasta 1998, cuando la Iglesia se preparaba a celebrar los 2000 años de cristianismo, pareció útil, también para otros, ofrecer lo que es el trabajo de toda una vida. Es entonces cuando surgió la idea de imprimirlo, aprovechando que la informática hacía posible lo que antes parecía inimaginable. Hubo un hecho determinante en el inicio de la actividad que Fecom. Fue un encuentro en la Casa de Pozuelo entre el P. Hernán Pereda y  Mons. D. Eugenio Romero Pose, entonces obispo auxiliar de Madrid, fue en Junio del año 2000 con motivo de la ordenación como diácono del P. Javier Sanuy. El P. Hernán despidiéndose de D. Eugenio quiso enseñarle el trabajo del historiograma recientemente impreso en su primera edición. D. Eugenio al ver el historiograma salió de su coche y, mostrando gran interés en el trabajo, encargó al P. Hernán que lo difundiera por las diócesis. Y así ocurrió. Actualmente Fecom, tiene una estructura organizativa dirigida por un patronato compuesto por dos sacerdotes de la Casa, el propio P. Hernán Pereda y el P. Enrique Martín, junto a cuatro laicos muy cercanos a ella.

P. ¿En qué consiste su actividad? y ¿ en qué consiste tu trabajo?

R. Actualmente, la actividad de Fecom, está centrada en la actividad editorial y de distribución de los historiogramas del P.Hernán Pereda y P. Pedro Cura, a través de los cuales se canaliza la labor evangelizadora de la Fundación. “2000 años de Cristianismo: historiograma del Camino de la Iglesia”, “Visión Bíblica: el Camino de la Salvación”, “Panorama Sinóptico de los Evangelios” y “El Sentido de la Historia” son los cuatro títulos con más solera en muestro catálogo, y por sí mismos hablan de la misión de Fecom. Cada uno de estos títulos, con los matices que corresponden a la diferente temática de su contenido, tienen una misma forma de presentación, la cual, siendo siempre un elemento secundario sobre el contenido, se convierte también en lo que da personalidad a nuestros libros: un historiograma, que no es otra cosa que una representación cronológica de la hechos de la historia, como tan bien la definió el P. Pedro Cura, “la sucesión sucesiva de sucesos sucedidos sucesivamente”. En el caso de “2000 Años de Cristianismo”, el formato de historiograma se entrelaza mucho más con el contenido, formando un cuerpo del que no se puede desprender uno de otro. En “Visión Bíblica”, tanto el fondo como la forma, nos permite conocer de una forma muy didáctica que la Palabra de Dios, que los profetas y patriarcas, que José y María, que Jesús, que los apóstoles y discípulos, no son cosas de la literatura. Al contrario, por mucho que los conozcamos por su reflejo en los Libros Sagrados, forman parte de nuestra historia antes de Cristo y con Cristo, y que su Iglesia, nos ha acompañado en cada uno de los momentos de nuestra historia después de Cristo. Reciéntemente, también se ha sumado la “Historia de España” a nuestro fondo editorial, con el mismo formato de historiograma. Algunas personas nos han preguntado, ¿la historia de España es contenido para una publicación de una fundación cuyo objetivo es la evangelización?. Pues sí, exactamente, porque una de la otra no se puede separar, al contrario, cuanto más fuerte ha sido el afán evangelizador de los dirigentes españoles, más importante ha sido la presencia de España en la historia del mundo. Con este preámbulo que hago, que también puede servir como presentación de nuestras publicaciones, solo pretendo dar a entender la importancia que tienen las comunidades precristianas y la Iglesia, fundamentalmente, en el constante proceso de  desarrollo multidisclipinar de nuestra civilización y cómo hacer notar este hecho en el conocimiento de nuestros coetáneos es, en sí mismo, una forma de evangelización. En consecuencia, nuestra labor editorial en Fecom está orientada hacia la búsqueda de los canales a través de los cuales la distribución de nuestros libros pueda llegar a la mayor cantidad de personas posible, manteniendo siempre claro cuál es el objetivo que buscamos. Así, aprovechamos la pastoral que nos pone en la mano el atractivo cultural que España y los países de nuestro entorno nos ofrece y, acompañando a los rectores de cada uno de los centros, proponemos en catedrales, basílicas, centros de culto o monasterios, nuestro proyecto de acompañamiento a la pastoral turística propia del lugar. Es cierto que los centros turísticos civiles no siempre permiten declarar tan abiertamente el objetivo y misión, pero ello no resta el efecto que pretendemos ofrecer. La educación es otro de los canales que nos permite cumplir el objetivo marcado por el patronato de la Fundación: ayudar a los docentes en su labor formativa y a los alumnos en su proceso de aprendizaje, gracias al marcado carácter esquemático de los historiogramas. Por supuesto, siendo una editorial, no podemos olvidarnos de las librerías como el medio natural de distribución de los libros, ya sean librerías diocesanas, religiosas o generalistas. Mi trabajo está directamente relacionado con la actividad comercial y de marketing para acercar a los centros turísticos, educativos y librerías nuestras publicaciones. Algo tan duro como viajar por España de catedral en catedral ofreciendo a los cabildos catedralicios, a las diócesis españolas, a los directores de colegios o a los gerentes de los puntos de venta, turísticos o librerías, nuestro proyecto para ellos; casi siempre personalizando los materiales expositivos de acuerdo con las necesidades del espacio de cada centro, gracias a la constante asistencia de Marta en el trabajo de maquetación que nos permite adecuar los contenidos y exposiciones a los objetivos y necesidades que se pretende en cada lugar. Algunas veces por el tamaño, otras por personalizar el contenido de las publicaciones para identificarlas con el propio lugar donde se presentan, con una portada personalizada como en el caso de los libros que se ofrecen en la Basílica de Covagonda, cuna de España.

P. ¿Qué habéis publicado hasta ahora?

R. Como he comentado antes, “2000 Años de Cristianismo”, “Visión Bíblica”, “Panorama Sinóptico de los Evangelios”, “El Sentido de la Historia”. A estos títulos, se han incorporado en los últimos años, “Historia de España” y los desplegables en miniatura de “Visión Bíblica: versión infantil” y “Visión Bíblica: versión miniatura”. A pesar de ser un fondo editorial con pocos títulos, que los dos primeros estén publicados en los principales idiomas europeos (español, inglés, francés, alemán, italiano y portugués) con los matices diferenciadores de cada uno de los idiomas, hace que el esfuerzo editorial se multiplique. Por ejemplo, “2000 Años de cristianismo” en el idioma español va por su 14ª edición desde el año 1999; la edición inglesa está en la sexta edición; la francesa en la novena, etc… En este momento estamos trabajando en una nueva edición en español que ampliará su contenido hasta 2020 e incluirá dos paneles más. Después vendrán el resto de los idiomas. Gracias al entusiasmo de Zita Truccione, a la mediación de Cándida Gavazzi, y con la colaboración financiera de Ayuda a la Iglesia Necesitada, se han podido traducir “2000 años de Cristianismo” y “Visión Bíblica” a lituano.  También es sorprendente la traducción de esta publicación a urdu, un idioma de Pakistán, en caracteres arábigos. Todo esto sin olvidar que el carácter del P. Hernán Pereda le impide frenar su ilusión por desarrollar nuevas ideas y formas de presentación de los contenidos de Fecom. Ahora está sumido en el proyecto que llama “Palabra Animada” con el que estamos desarrollando unos 40 pequeños capítulos audiovisuales explicando contenidos sobre el Antiguo y Nuevo Testamento, como dicen las promociones de cine, próximamente en sus pantallas.

P. ¿Dónde hay ahora exposiciones de FECOM?

R. Sí, las exposiciones de Fecom son la seña de identidad de la Fundación. Es frecuente que cuando presento el historiograma en las visitas comerciales, muchas personas recuerdan que lo habían conocido en alguna de las catedrales donde están presentes. En algunas de ellas, por ejemplo las catedrales de Tuy y Ávila, de forma continua desde el año 2000. Evidentemente, con algunas renovaciones de sus paneles. Aunque el claustro de las catedrales suele ser un lugar que permite la presentación de nuestras exposiciones, tanto por su tamaño como por ser el lugar de las catedrales que servía para la interactuación social y cultural en su época, en los últimos años hemos tenido que diseñar una nueva manera de presentar las exposiciones, menos invasiva, más reducida, pero igualmente válida para dar a conocer a los visitantes de los centros turísticos y de culto nuestra propuesta editorial. Gracias a este nuevo método hemos conseguido multiplicar los puntos de venta de nuestra propuesta pastoral para el turismo, pero también nos habilita para que algunas librerías puedan ofrecer a sus clientes nuestras publicaciones. Así que combinamos exposiciones grandes en las catedrales, con los libros expositores, que es como llamamos a las exposiciones en formato más pequeño, diseminados por las tiendas o librerías. Y en cuento retomemos la actividad, estaremos en nuevos lugares. En Francia contamos con la colaboración de un distribuidor que gestiona los recursos turísticos en unos diez puntos de venta en catedrales francesas; y de otro distribuidor que lo hace a través de librerías.

En la actualidad, estamos trabajando para acercar a los colegios la distribución de nuestros historiogramas entre los alumnos como materiales de apoyo a su estudio, pero también como elementos expositivos en los pasillos de los centros, que además de ser decorativos aportan un elemento cultural en el centro tanto para los profesores y alumnos como para los padres, cuando visitan el colegio. Así lo venimos haciendo en algunos colegios que celebran semanas culturales durante el año, o como patrocinadores en proyectos como Relicat Games, una competición entre colegios sobre el contenido de la asignatura de religión que se celebra en Madrid y Pamplona.

P. ¿Es verdad que el papa Francisco conoce las publicaciones?

R. Sí, así es!. No sólo conoce las publicaciones. El P. Hernán Pereda, que como todos conocemos es sacerdote argentino, trabajó con el Papa cuando ambos residían en Argentina. Pero más allá de ese hecho, y gracias a la mediación de Blanca Ramírez de Haro, colaboradora muy directa de Fecom, el 20 de abril del año 2016 el P. Hernán Pereda fue invitado por el Papa para celebrar con él la misa en Santa Marta. En el encuentro posterior a la misa que tuvieron ambos, el P. Hernán pudo mostrarle y regalarle algunos ejemplares de su trabajo.

P. ¿ Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

R. En mi vida profesional, he prestado servicio en varias empresas de diferentes sectores, unas casi familiares otras multinacionales, la mayor parte del tiempo dedicado en tareas administrativas y financieras, pero también comerciales y de marketing. En todas ellas siempre he intentado involucrarme con el objetivo de la empresa; lo que suele llamarse sentir los colores de tu equipo, que dicho sea de paso, para un atlético es muy fácil.

La gran diferencia entre aquellos trabajos y el que desarrollo para Fecom es que aquí no solo siento los colores de mi empresa, sino que se me hace sentir parte de ellos. Y así es muy fácil hacerte uno con el fin y los objetivos de la fundación y poner empeño en cada una de las tareas que desarrollo. Por otro lado, es muy gratificante percibir de las personas con quienes me entrevisto el valor que aportan a los historiogramas. Cuando el director de una importante universidad de teología en Roma, donde se forman futuros sacerdotes de todo el mundo, te hace notar la gran utilidad que tiene el historiograma para que los estudiantes no europeos se integren más rápidamente en el conocimiento de la historia de la Iglesia, te hace percibir que tienes en las manos un “producto” del que puedes sentirte muy orgulloso de presentar y desplegar. Si a ello le sumas que el entorno sociolaboral en el que desarrollo mi trabajo, que no es otro que la Casa, es un microclima en la jungla del entramado empresarial, creo que la respuesta a tu pregunta sobre lo que más me gusta de mi trabajo es fácil de contestar: un producto diferenciado y muy bien valorado, tan versátil que permite posibilidad de crear y desarrollar proyectos a medida; un equipo en el que la presentación y autorización de los proyectos resulta fácil y agradecida; y todo ello con el estímulo constante del P. Hernán Pereda a quien nunca le falta ánimo para seguir pensando en más. Por supuesto que hay cosas mejorables, yo mismo sigo en proceso de aprendizaje, pero eso también mantiene viva la ilusión para alcanzar las metas y objetivos propuestos. Será por eso que cuando salgo de casa cada mañana digo que voy a trabajar.

Puedes descargarte la entrevista en PDF Artìculo Carlos Benito sobre Fecom

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

MÁS VENDIDOS

PACK:
El sentido de la historia

€15